Rocío y Abraham

Rocío y Abraham

Fotografía de 10 y un fotógrafo de 11

No dudamos en que Alvaro hiciese el día de nuestra boda y el acierto fue mayúsculo. Al finalizar la boda otras parejas nos pidieron su número porque el trabajo que hizo fue increíble, amable, paciente y con muchísima energía y alegría, desde el vídeo (montaje del mismo día a la hora de la comida), hasta la última foto en las copas estuvo a la altura y las fotos son realmente increíbles, ¡Un 10!