En este apartado voy a intentar daros una serie de consejos a todas aquellas y a todos aquellos que empezáis en el mundillo de la fotografía de modelos y publicidad para que no vayáis perdidos a la primera de cambio, para que sepáis por donde os van a venir los tiros y podáis afrontar una sesión fotográfica con la máxima seguridad, comodidad y tranquilidad.

Aunque normalmente hablaré de “LA” modelo, que sepáis chicos que no os excluyo, es simplemente por hacer más corto y llevadero este texto.

Mi forma de trabajar

Habréis visto en programas de televisión como algunos fotógrafos presionan a las modelos para obtener el resultado que el fotógrafo busca, también habréis visto como las modelos en ocasiones se derrumban, rompen a llorar o simplemente son incapaces de afrontar la sesión fotográfica con garantías de que van a cumplir a pies juntillas lo que el fotógrafo les demanda.

Me parece una auténtica barbaridad tratar así a una persona, porque para mi, las modelos son personas y no objetos, así que quiero que sepas, tu que estás leyendo esto, que mi manera de trabajar contigo no será así.
Siempre he dicho que para mi, la modelo es la reina de la fiesta y como tal me gusta tratarla, me gusta que se sienta cómoda, tranquila, relajada, que tiene frente a ella a un fotógrafo y no al enemigo, prefiero a que me pregunte como puede hacer lo que necesito de ella y perder 2 minutos hablándolo a 1 minuto de gritos y de presión ¿a quien le gusta que su jefe le presione?, a nadie verdad??.

Pues así es como a mi me gusta trabajar, sin gritos, sin prisas, sin presiones, con buen ambiente, con risas y sobre todo, disfrutando del trabajo ¿que menos no?

Que es ser modelo. Que tipos de modelo hay?
Para mi una modelo (o un modelo) tiene que ser mitad cuerpo y mitad actriz, aunque también depende del tipo de modelaje al que quieras optar.
No es lo mismo una modelo de pasarela que una modelo publicitaria. Las modelos de pasarela suelen ser chicas altas, a partir de 1m75, de ahí para arriba y normalmente los diseñadores buscan chicas delgadas, que entren sin problemas en las escuálidas tallas de la ropa que diseñan.

Desfilar para pasarela normalmente significa saber salir con el rostro serio, sin expresión, la modelo es meramente una “portadora” de la ropa que lleva puesta y en ningún momento puede eclipsar la ropa que está mostrando.
La modelo publicitaria es otro cantar, he visto fichas de modelos publicitarias que miden 1m55 o 1m80, las hay de todo tipo, más delgadas, menos, para tallas grandes…. pero hay un denominador común en lo que se busca en la buena modelo
publicitaria, expresividad.

Ahí es donde entra la parte de “actriz” de la modelo, en numerosas ocasiones vemos en TV un spot publicitario en la que la modelo no es precisamente una belleza, o por lo menos, no cumple el canon de belleza establecido o el que tenemos asociado a una modelo.

Y porque están ahí?? EX-PRE-SI-VI-DAD, ahí radica su secreto, son capaces de transmitir desde rabia hasta alegría, desde el odio más desaforado hasta el amor más tierno, son capaces de desenvolverse delante de una cámara igual que lo harían con su grupo de amigas más íntimas. Con su cuerpo y sus expresiones son capaces de transmitir, ahí es donde está la parte de actriz de la modelo.

Cuidado personal

Imaginas un mecánico que no cuida sus llaves? o un taxista que no lleva su taxi a las revisiones y cambios de aceite? verdad que no??

Cada trabajador cuida de sus herramientas de trabajo y tu tienes que hacer lo propio con tu herramienta de trabajo, que no es otro que tu cuerpo.

Ahí te van algunos consejos:

Cuando te pongas una crema hidratante en el rostro, no te olvides del cuello, hidrátalo también, es muy frecuente ver rostros muy cuidados con cuellos maltratados… y realmente, no queda bien.

Nunca te acuestes sin desmaquillarte.

Tómate un tiempo para hablar con una maquilladora profesional y aprender a hacerte un maquillaje básico, a seleccionar la mejor base para tu piel y los tonos que mejor te van.

Mantente en forma. No es necesario machacarte horas diariamente en el gimnasio, pero sí hacer una cantidad razonable de ejercicio.

Moderación: en la comida, en la bebida, en el tabaco, no caigas en excesos que siempre se notarán en la piel, en las bolsas bajo los ojos (todos las tenemos, pero su tamaño y color es lo que marca la diferencia), en la mirada y en la actitud

durante tu trabajo.

Fumar no le hace ningún bien a tu piel (además de a otras partes de tu cuerpo), fumar hará que tu piel envejezca antes de tiempo, puede que hasta aparentes más edad de la que realmente tienes.

Antes de la sesión

Antes de la sesión es importante que tengamos una fluida charla, bien sea por messenger, correo electrónico o tomando un café, eso hará que veamos un poco lo que buscamos, lo que yo necesito para mi cámara y lo que tu necesitas de ella.

Es importante este paso pues ahí es donde veremos que tipo de estilismo hay que llevar a la sesión, que tipo de ropa, maquillaje, peluquería, etc… quedar en la fecha, la hora, el lugar, si hay que buscar profesionales que ayuden a la sesión (maquilladoras, peluqueras, estilistas) y que tipo de sesión vamos a hacer, si es en estudio, en exteriores o ambas.

También es muy importante ver que cambios de ropa se van a hacer y cuantos, los complementos que puedes traer a tu sesión, esto es importante para mi ya que así podré prever con tiempo los fondos a utilizar en la sesión, las luces y si es en exteriores a localizar los que mejor acoplen con la temática que hemos elegido.

Jamás debes aceptar algo que no sea de tu agrado, que creas que no vas a estar cómoda, NUNCA. (lo siento, yo trabajo así, no me gusta ver a la gente pasarlo mal, bastante mal nos trata la vida)

En caso de que la sesión sea TFCD (Time For CD, es decir, tu posas gratis para mi y yo te hago fotos gratis para ti, un intercambio de trabajos) antes de comenzar la sesión firmaremos un contrato que nos salvaguarda a los dos, a mi porque ese contrato te obliga a citarme en cada fotografía que presentes y te impide que la vendas a terceros y se garantiza mi derecho como autor, pero sobre todo te salvaguarda a ti porque en ese contrato se especifica muy claramente donde podré y no podré mostrar las fotografías que te he hecho, en que condiciones, en caso de yo presente mis fotografías en las que tu apareces a un concurso y ser premiadas que % te corresponde, etc… Este es un requisito indispensable, sin contrato no hago TFCD, ya sabes que las cosas, cuanto más claras mejor, nos ahorran tiempo, malos entendidos y problemas.

También es muy importante (para mi es prácticamente obligatorio, sobre todo si eres una chica y más si es tu primera sesión) que vengas acompañada por alguien de tu confianza, hay cosas en las que a vosotras no puedo ayudaros, creo que ya sabes a que me refiero verdad?

Pero hay una serie de cosas respecto a vuestro acompañante que me gustaría avisar:

Que sea alguien de vuestra total confianza, alguien con quien no os sintáis tensas cuando os vea posar o realizar determinadas expresiones o actitudes. No os va a gustar si cuando empecemos la sesión a vuestro acompañante le entra la risa por veros posar.

Que nos deje trabajar tranquilamente, tanto a ti, al resto de gente que puede haber por el estudio (maquilladoras etc…) y a mi, a quien le gusta que le interrumpan en su trabajo? a nadie verdad?

Si vuestro novio es celosete os recomiendo que le advirtáis muy claramente de que se trata lo que vais a hacer, fotos y solamente fotos y por favor, que esté relajado y tranquilo. Lo advierto porque no será la primera escena de celos que se desarrolla durante una sesión de fotos y créeme, es muy desagradable para todo el mundo que allí está trabajando contemplar una escena de este tipo. De todas formas, suelo ser un poco “cabroncete” y me gusta implicar a los novios en la sesión, aguantando algún reflector o flash, aunque no haga falta, pero es que en parte los comprendo y quiero que se sientan “parte” activa de la sesión, no quiero quitarles nada ni desplazarlos, soy un fotógrafo, no Flavio Briatore. (aunque respecto a su cuenta corriente, si, me encantaría serlo)

Por cierto y esto va de aviso a los/as menores de edad, no realizo sesiones fotográficas a menores de edad si no se cumplen estos dos requisitos:

Vuestro padre, madre o tutor legal os deberá firmar una autorización legal antes de realizar ni una sola fotografía.

Deberéis de estar acompañados/as en todo momento por vuestro padre, madre (o ambos) o tutor legal, SIEMPRE.

El punto 2 NUNCA será substituible por “ mi prima que es mayor de edad” o “mi novio que ya tiene los 18”, no, lo siento, ante cualquier duda en este punto, volver a leeros el punto nº2.

Preparando la sesión

En contra de lo que estás pensando, durante la sesión fotográfica todo no es glamour (no, lo que sale en las películas normalmente es mentira) ser modelo es a veces algo duro, agotador, incluso a veces hasta aburrido (aunque esto último jamás he dejado que ocurriera).

Sorprendida verdad? suele ocurrir, pero no te me vengas abajo, que todo no es malo, el glamour viene después, cuando veas los resultados, cuando veas lo que has sido capaz de hacer, lo que has sido capaz de transmitir, tus sentimientos, tus expresiones, tu alma, entonces llega el glamour y sólo entonces.

Pero para lograr todo esto antes hace falta un entrenamiento previo. Como alguien dijo alguna vez “El éxito sólo va delante del trabajo en el diccionario”

Es recomendable que días antes de la sesión practiques en tu habitación frente al espejo diversas actitudes, sentimientos, hazte una lista con expresiones y practícalas una y mil veces, desde varios ángulos, en diversas posturas.

Si además tienes un espejo en el que puedas verte de cuerpo entero, es un buen ejercicio que a la vez que practicas expresiones practiques poses y posturas, esto es recomendable que lo hagas en ropa interior o a poder ser,desnuda, sólo de esta manera conseguirás ver como eres capaz de moldear tu cuerpo, que músculos al tensarlos hacen que tu cuerpo se posicione de una manera u otra y además y mucho más importante, te acostumbrarás a verte a ti misma, te conocerás más y mejor y sobre todo, te va a hacer ganar muchísima seguridad ante la cámara ya que cuando te veas en las diferentes fotografías que te iré mostrando durante la sesión no te verás nada extraña.

Otra cosa muy recomendable es que si tienes pensado hacerte una limpieza de cutis no lo hagas el día de antes, hazlo 3 o 4 días antes, quedan mucho mejor las fotos (hay algunos que ni aunque nos la hiciéramos un mes antes).

Si tienes algún tatuaje sería bueno que me lo avisaras y si llevas algún tipo de piercing es mejor que te lo quites antes de empezar la sesión, si fuera necesario siempre estás a tiempo para ponértelo, aunque te aviso de que en el estudio no tengo detector de metales, así que me fío de ti, vale??.

Otras cosas que no debes de traer puestas son anillos, relojes, collares, pulseras etc… cualquier complemento que pueda dejarte una marca en la piel es mejor que no la traigas, lo mismo que los piercings, si hace falta siempre estás a tiempo de ponértela, pero si la traes puesta y te ha dejado una marca en la piel tendremos que esperar un rato hasta que desaparezca.

Ven bien depilada y si es necesario con la manicura hecha, nunca se sabe cuando pueden llegar a verse tus piernas o tus uñas, nunca dejes nada al azar, es mejor tenerlo todo bien preparado antes de la sesión. Si tienes el pelo teñido es recomendable que te lo hayas teñido hace poco para que no se noten las raíces de otro tono.

Si la sesión es de desnudo o va a tener alguna parte de  desnudo es muy aconsejable que vengas sin ropa interior para evitar marcas o por lo menos intenta llevar una que sea lo

más holgada posible, ya que, si tienes marcas nos va a retrasar un rato hasta que podamos comenzar las fotos.

También es muy recomendable que te traigas un albornoz, durante la sesión se suelen hacer paros para que descanses o para revisar fotos, para ajustar luces, etc… en esos momentos no es necesario que estés sin ropa, el albornoz te irá de perlas, evitará que cojas frío, te mantendrá vestida y no te ocasionará marcas.

Respecto al calzado, lo mismo, no vengas con un calzado que pueda dejarte marcas antes o durante la sesión.

Si las fotografías son para ti elige bien la ropa que vas a traer, piensa que haremos 2 o 3 cambios de ropa en estudio y por lo menos 2 si son en exteriores, si no sabes bien que traerte intenta traerte ropa que combinar, a veces un simple cambio de camiseta o de pantalón pueden darnos muchas variantes durante la sesión. Los complementos también son importantes, sombreros, gorras, pamelas, pañuelos, collares, etc… pueden venirte muy bien. Tráete cosas variadas y antes de la sesión podemos ver que te sienta mejor. La ropa interior también es importante, si puede llegar a verse parte de tu ropa interior es importante que pueda ir a juego con lo que llevas puesto encima. Si, ya se, te vas a traer medio armario, os pasa a todas, no te preocupes, es normal 😉 .

Y si, a no ser que sea “exigencia del guión”, debes traerte ropa con la que te sientas cómoda durante la sesión, piensa que puede durar entre 2 y 4 horas.

SE PUNTUAL, esto lo recalco mucho, la impuntualidad denota mala profesionalidad y nos hace perder tiempo a los demás, por respeto al resto de la gente que estamos esperándote, se puntual por favor. Una cosa es llegar tarde 5 minutos por mil imprevistos que pueden ocurrir en tu trayecto hasta el estudio (por un olvido de última hora, por          temas de tráfico, etc..) y que nos pueden ocurrir a cualquiera y otra es llegar tarde media hora o más, el tiempo es carísimo, tanto que no podemos comprarlo, aprovechémoslo.

En caso de que fueras a llegar tarde por la razón que sea, por favor, avisa, ya que llegas tarde por lo menos no nos tengas preocupados¡¡¡ (y espero que sea por una razón convincente o te costará varias cervezas al terminar la sesión).

La noche anterior a la sesión acuéstate pronto, descansa, relájate, disfruta de dormir y duerme lo suficiente como para levantarte lo suficientemente descansada. Ya se que si es tu primera sesión puedes estar nerviosa, pero por favor, piensa que vienes a pasártelo bien, que no me como a nadie, que no soy Shrek (bueno, algún aire me doy, pero sin ese tono verde).

Durante la sesión

Durante la sesión tengo que advertirte que no me gustan las tensiones así que quiero que vengas con una actitud positiva, borra de tu cabeza que vienes a una sesión fotográfica, en realidad vienes a pasártelo bien, a disfrutar de hacer fotos (venir irritada por la mañana cuesta entre 1 y 3 cervezas al finalizar la sesión, aaah, se siente).

Si tu no estás a gusto se nota, y si se nota, las fotografías no salen como yo espero y si las fotografías no salen como yo espero hay que repetirlas otra vez y si hay que repetirlas otra vez tu te aburrirás y entonces volverás a no estar a gusto y entramos otra vez en este círculo vicioso… si tu no estás a gusto, algo no te cuadra o estás incómoda ¡¡ dilo !! aquí estamos para realizar un trabajo, pero pasándolo lo mejor posible.

Si tu estás a gusto, relajada, tranquila, concentrada y en actitud positiva, el trabajo va a salir de maravilla, tu misma te vas a ir ilusionando durante la sesión en las diferentes fotos que voy a ir mostrándote y verás como la cosa va a ir rodada.

También aconsejo a las modelos que traigan su propia música para que se encuentren más tranquilas, más cómodas y más “como en casa”, pero siempre intenta que sea un poco acorde con lo que estamos buscando, no me vale la música de Vivaldi para una sesión en plan Heavy Metal o a los Chemical Brothers en una sesión en la que debes aparecer como una dulce pastorcita, creo que es lógico no? si tienes alguna duda respecto a la música, coméntamelo, he sido Dj muchos años. Lo siento por si es tu ídolo, pero no soporto al Fari (y además penaliza con 3 cervezas mínimo).

También es muy importante que durante la sesión te comuniques conmigo, hables, me cuentes que te parece, que cosas te gustan y cuales no, con que posturas o poses te encuentras más cómoda y con cuales no, si se te ocurre alguna idea o tienes alguna sugerencia ¡¡ dímela !! estaré encantado en escucharte, de verdad, no pienses que me interrumpes o que voy a pensar que me estás diciendo como tengo que hacer las cosas, al revés, te estarás involucrando en el trabajo y los resultados serán mucho mejores.

Pero sobre todo y ante todo, recuerda, vienes a pasártelo bien, a disfrutar del trabajo, a exprimir tus virtudes y a demostrar de lo que eres capaz, pero siempre en un buen ambiente. La risa no le hace mal a nadie, nunca. (y si es en compañía de una buena cerveza al terminar la sesión, menos todavía)

A lo largo de la sesión haremos unos paros, para que descanses, para repasar cosas, para hablar de algún tema, si entre paro y paro te encuentras cansada, quieres beber algo, ir al baño o cambiarte esos zapatos de tacón que te están matando, por favor, dilo, no quiero que estés a disgusto, quiero hacer el mejor trabajo posible y para eso necesito que tu estés al 100%, como dije al principio, tu eres la  reina de la fiesta y a las reinas hay que tratarlas como se merecen no? (bueno vale, los republicanos no os toméis esto al pie de la letra vale?) 😉

Así que recuerda, tenlo todo preparado, cuida mucho tu herramienta de trabajo (Photoshop tampoco es TAN necesario) y ven a disfrutar.

Nos vemos en el estudio. (tranquila, al ladito tenemos un bar estupendo)

 

Y ahora, si te ha gustado este texto, puedes ver los resultados en la galería “fashion” o seguir mis andanzas en mi blog www.alvarovillafoto.com

Algunas partes de este texto han sido escritas inspiradas en los textos del genial Mauricio-José Schwarz Huerta http://www.noccom.com , muchas gracias por servirme de punto de inicio para escribir este texto de ayuda.